36 Salón del Cómic de Barcelona 2018

22 de junio de 2018 Por Cesar A. Alvárez

Del jueves día 12 hasta el domingo 15 de abril en los Palacios y la Plaza Universo de Fira Barcelona Montjuïc se celebró el 36 Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2018. En la actual 36ª Edición la Revista y Blog de Atenea XXI ofreció una amplia cobertura informativa de este evento cultural y editorial. Esta 36ª edición apostó por los cambios y novedades. Por los 50.000 metros cuadrados del recinto pasaron más de 118.000 visitantes que consolidan el éxito del Salón del Cómic con un balance muy positivo.

El Auditorio del Palacio 5 demostró ser un magnifico escenario que albergó grandes acontecimientos, por su aforo y comodidad, y como marco de la ceremonia de entrega de los Premios, de encuentros con autores y de proyecciones de películas y documentales. Este año se reorganizó la distribución del Salón para acoger a su numeroso público. La asistencia se ha cifrado en más de 118.000 visitantes, cifra muy similar a la del pasado año 2017. La distribución del espacio cambió respecto a la anterior edición, prescindiendo del pabellón 1 e incorporando los pabellones 4 y 5, dedicados a talleres, exposiciones, conferencias y mesas redondas. A pesar del cambio, el Salón conservó el mismo espacio y contó de nuevo con una superficie de 50.000 m 2.  También, incorporó una nueva zona destinada a los niños de entre 5 y 12 años, que contó con una capacidad de 3.000 m 2. Este recinto, llamado “Comic Kids”, exhibió la exposición “¿Cómo se hace un cómic” y ofreció talleres de técnicas y procedimientos de creación de cómics, además de charlas y otras actividades para los niños? Durante estos cuatro intensos días que duró el 36º certamen organizado por FICOMIC, el Salón contó con la importante participación de destacados autores de cómic tanto nacionales como internacionales. El 36º Salón contó además con numerosas actividades tales como exposiciones, conferencias, talleres y firmas de autores. También tuvieron lugar los habituales encuentros profesionales de autores del cómic con editores extranjeros y nacionales. Sin olvidar las presentaciones públicas de las más importantes novedades de cómic y anime a cargo de las principales editoriales y distribuidoras de este sector.   

Un gran éxito también fue el espacio Comic Pro, lugar en el que el Salón del Cómic de Barcelona, en colaboración con Acción Cultural Española (AC/E) y el Institut Ramon Llull, brindó una oportunidad a los autores de mostrar su trabajo a editores nacionales y extranjeros. Una edición en la que contó con representantes de las editoriales norteamericanas IDWDark Horse y Dynamite, y de la alemana Avant Verlang, así como los editores nacionales de Astiberri EdicionesEdiciones BabylonEdiciones La CúpulaFandogamiaPenguin Random House Editorial Planeta. Durante los cuatro días del certamen se presentaron un total de 1014 portafolios y se realizaron 183 entrevistas.

Se notó mucho la presencia de la mujer en este 36º certamen, tanto por la cantidad de autoras invitadas como de los temas abordados en conferencias y mesas redondas. Liv Strömquist, Dann Thomas, Kelly Sue DeConnick, Shea Fontana, Tillie Walden, Lorena Álvarez y Elisa McCausland fueron algunas de las profesionales presentes en el certamen. Vittorio Giardino, David Lloyd, Dave McKean, Jamie Delano, Fabrice Parme, Frank Pé, Miguel Díaz Vizoso, Ralf König, Matt Fraction, Roy Thomas, Stan Sakai, Carlos Pacheco, David Rubín, Esteban Maroto, Juan Díaz Canales, Kiko da Silva Paco Roca fueron otros de los artistas invitados.

El Gran Premio del Salón del Cómic de 2o18 fue para la historietista Laura Pérez Vernetti. Otros galardones premiaron Pinturas de guerra, de Ángel de la Calle (Mejor Obra de Autor Español), El arte de Charlie Chan Hock Chye. Una historia de Singapur, de Sonny Liew (Mejor Obra Extranjera), Ana Penyas (Autora Revelación Premio Fundación Divina Pastora) y Los diletantes (Mejor Fanzine).

El apartado de exposiciones contó con muestras sobre Jack Kirby, las revistas del boom del cómic para adultos o SuperLópez, además de las habituales exposiciones dedicadas a los ganadores de la edición anterior. Todas ellas contaron con Toni Guiral como comisario principal. La exposición dedicada al dibujante Jack Kirby, “Jack Kirby, the king of comics”, fue un homenaje con motivo de su centenario y exhibió originales de personajes como los Cuatro Fantásticos, X-Men, Hulk, Thor, o Iron Man. “Las revistas del boom del cómic” recordó a publicaciones como 1984, El Vívora, Comix Internacional, Creepy, Cimoc, Makoo, Zona 84, por citar las más importantes. Finalmente, una última exposición central se dedicó al héroe SuperLópez, motivada por el 45 aniversario del nacimiento del personaje creado en 1973 por Jan. Las demás exposiciones, dedicadas a los premios de la anterior edición del Salón, fueron la de Josep María Martín Saurí (Gran Premio del Salón), Jamás tendré 20 años de Jaime Martín (Mejor Obra), Javi Rey (Autor Revelación) y Paranoidland (Mejor Fanzine). Además del aniversario de SuperLópez. 2018 es también el año del 60 aniversario de Mortadelo y Filemón. Como homenaje a los dos famosos agentes secretos creados Francisco Ibáñez, el Salón organizó en esta ocasión un podio de debate con la participación del actor y dibujante Carlos Areces (Autor Revelación de 2008) y el propio Ibáñez. Es un hecho habitual que el Salón celebre los cumpleaños de Mortadelo y Filemón, tal como ya pasó en 1998 (40 aniversario) y en 2008 (50 aniversario), años en los que el Salón había dedicado una exposición especial a los célebres personajes de Ibáñez.
 Concluiremos afirmando el éxito del Salón con más de 118.000 visitantes, equivalente a la convocatoria del pasado 2017. Ello es debido al hecho de de que la organización de FICOMIC ha repetido su acierto de recuperar al público adolescente y juvenil de los Colsplayers procedentes de las anteriores ediciones del Salón del Manga. Conviene recordar que hasta hace bien poco esta franja de público juvenil era muy fiel seguidora de los salones del Manga, pero, prácticamente, ignoraba los salones del Cómic. Probablemente no se sentían identificados con ellos por considerarlos más fríos y propios de un público más adulto. Pero gracias a que la organización ahora también les permite su participación en los concursos y actividades lúdicas relacionadas con el Cosplay han conseguido recuperar a una parte de estos jóvenes visitantes y, de paso, recortar algo la diferencia de público asistente entre ambos salones. Ya no nos queda nada más que felicitar a los organizadores, expositores, autores invitados y participantes de este 36 Salón del Cómic por su rotundo y merecido éxito.